El paso de corriente de un automóvil a otro no es una tarea sencilla y, en caso de hacerse mal, puede traer graves consecuencias al vehículo.Por ejemplo, la computadora del auto se puede desconfigurar, es posible dañar otros componentes del sistema, quemar la batería o descomponer todo el sistema ...