El paso de corriente de un automóvil a otro no es una tarea sencilla y, en caso de hacerse mal, puede traer graves consecuencias al vehículo.

Por ejemplo, la computadora del auto se puede desconfigurar, es posible dañar otros componentes del sistema, quemar la batería o descomponer todo el sistema eléctrico, sobre todo en modelos recientes, etcétera.

Aquí te compartimos algunos tips o pasos a seguir (y que no debes olvidar) para evitar dañar tu auto y sí pasar corriente de manera correcta.

Uno: el cable para pasar corriente tiene dos colores (rojo y negro). Tienes que conectar el rojo a la terminal positiva de la batería a pasar corriente al lado positivo de la batería en buen estado.


Dos: las terminales del cable negro, que son el lado negativo van, una de la batería en buen estado a una parte metálica del auto con la batería agotada.

Recuerda que NUNCA se deben conectar los cables directamente a la terminal de la batería agotada, ya que podría generarse una chispa y dañar alguna parte del auto antes mencionadas.

Tres: revisar bien que los cables no estén en contacto entre sí o estén flojos.

Cuatro: una vez hecho lo anterior, enciende el auto en buen estado y ve acelerando poco a poco durante un par de minutos. Después enciende el switch el auto dañado y déjalos conectados alrededor de 5 minutos para que la batería se cargue otra vez.

Cinco: aún pasando corriente, arranca el motor apagado, verifica que enciendan todos los controles y desconecta los cables.

Seis: mantén encendido el auto que antes tenía la batería
descargada, espera unos pocos minutos para que continúe su carga y, ahora sí, arranca poco a poco para que se estabilice la batería y todo el sistema.

Fuente: autocosmos.com